Diciembre

Hola ! Mi nombre es TOTORA y les contaré como llegué a Huella Animal…

Todo comenzó el día que hicieron la maratón de Santiago del año pasado, me encontraba con un chaleco enano que no estoy segura quien me lo colocó pero seguramente fue alguna persona que intentaba ayudarme para pasar el frío, sin embargo me apretaba mucho y no podía moverme bien.
Cuando me conocieron los chiquillos de la Fundación se me acercaron rápidamente, quizás por mi cara de asustada y cansada que llevaba hace algún tiempo. En ese entonces tenía como 6-7 meses y no fue difícil encontrarme un hogar así que estaba feliz!! Por fin encontraría una familia que me quisiera y cuidara siempre de mi, pero lamentablemente no fue así y mi sueño se acabó muy rápido. No entendí que pasó realmente, que fue lo que hice para que ya no me quisieran con ellos y así volví a la fundación nuevamente y comencé a asistir a muchas jornadas para ser adoptada.
Al parecer tengo un problema conductual de apego y los tíos han hecho casi lo imposible para ayudarme pero como somos tantos los que necesitamos que a veces no alcanza para cubrir todo. Una vez los escuché conversar y decían que mi problema se debía a que he sido abandonada muchas veces, ya que la vez que me encontraron se decían entre ellos que parecía de casa, que estaba bien cuidada, etc. Espero que llegue el día en que todo pueda cambiar y pueda encontrar una familia que me quiera con todos mis defectos y virtudes, al final eso es el amor o no ?.