Marzo 2017

Hola amigos, Soy Lupe. Tengo aprox 10 años, no lo sé con claridad ya que me conocen hace un año y medio más o menos. Yo estaba muy cansada y agotada de tanto caminar (estaba preñada y a punto de parir). También estaba con mucha picazón y raspones en mi cuerpo debido a una sarna severa. Me encontraron en las orillas del río Mapocho con drogadictos que vivían por el sector. Tenía muchas heridas, estaba llena de gusanos y desnutrida. Eso escuché decir a los chiquillos de la fundación quienes me rescataron y ayudaron. No tenía un lugar fijo para buscar comida ni agua y tampoco nadie nunca me ayudó antes, solo se paraban a mirarme con pena y otros nisiquiera se daban cuenta de mi existencia.
Cuando parí no pudieron encontrar a mis cachorros pero si pudieron salvar a dos cachorros de mi hija. En ese momento la fundación estuvo a cargo de tres generaciones. A mi hija pudieron encontrarle un hogar que la cuidara mientras amamantaba, pero para mí fue difícil e imposible, nadie se interesa en una perrita viejita y enferma como yo.
La fundación igual no me dejó sola y me esterilizó, alimentó y sanó mientras seguía en la calle. Fue un momento difícil pero desde ahí en adelante me sentí segura, gracias a unos ángeles de dos patas que me cuidaban y se preocupaban para que no me pasara nada.
Hasta que llegó el día en que me llevaron a un terreno donde había más viejitos como yo y otros más jóvenes y juguetones, creo que se llama refugio y me alegró ver a esas caras conocidas que me curaron y sacaron de la calle. Me sentí muy agradecida y feliz, pero a la vez muy nostálgica, ya que veía irse a muchos perritos con sus nuevas familias.
Yo sigo con toda la fe y esperanza de que alguien se interese en mí. Soy una viejita ya casi sin dientes, muy tímida pero cariñosa con todos los voluntarios que nos van a ver. Ahora que es verano es rico el refugio ya que tenemos sombra y nos mojamos cuando hace mucho calor pero en el invierno es distinto, igual se siente frío y a veces la lluvia nos moja y no lo pasamos bien.
Espero que al leer mi historia puedan conocerme y difundirme para que pueda cumplir y poder vivir mis últimos años con el sueño de estar con una familia humana y saber lo que es realmente tener un hogar.
Si quieres adoptarme, solicita mi formulario a adopciones@fundacionhuellaanimal.cl
Si quieres ser su Madrina/Padrino envíanos un correo a transferencia@fundacionhuellaanimal.cl
Aprieta Click en COMPARTIR para que mi historia llegue a muchísimas personas y así encontrar un HOGAR TEMPORAL O DEFINITIVO!