Enero 2017

SOY MILO

Mi historia con Fundación Huella Animal comienza a los pocos días de abrir mis ojitos cuando llegaron a buscarme junto a mi mamá y mis hermanos, recuerdo que ya no tuve más frío y mi mamá dejó de tener hambre y de estar permanentemente preocupada de que no nos hicieran daño, las tías se encargaron de ayudarnos y por fin se nos paso el miedo. He pasado por hartos hogares temporales que me han regaloneado mucho desde que era muy pequeño, me curaron la sarna que me tenía pelado, me hicieron engordar y me enseñaron a ser un buen perro. Dicen que ya soy grande porque tengo un poco más de 1 año pero que sigo actuando como cachorro, soy bueno para jugar a la pelota, me llevo bien con todos los perros del mundo y también me gustan los gatos, estoy entrenado, hasta gané un premio en un concurso con el Dr. Montoya del Mucho Gusto, me porto bien, soy limpio y hago mis necesidades afuera pero a pesar de que soy súper inteligente, sé varios trucos, soy bonito y encantador, aún no ha aparecido la familia para mí. A veces sueño con una casa con piscina para meterme y nadar y con niños porque me gusta jugar con ellos pero sobretodo, con unos papás que me quieran para toda la vida.

Si me ayudas difundiendo quizás pueda encontrar un hogar para mí o quizás tú quieras que forme parte de tu vida!

Ayuda a Milo a encontrar una familia o ayuda a costear sus gastos convirtiéndote en su madrina o padrino, escríbenos a contacto@fundacionhuellaanimal.cl